Lengua mazagata

(Continuación) Digo esto porque me vienen a la memoria ciertas declaraciones realizadas por Sofía Mazagatos, personaje “rosa” algo devaluado, pero siempre “en el candelabro”. Sucedió cuando, en el acto de presentación de uno de los últimos trabajos del autor peruano de “La ciudad y los perros”, fue preguntada por los pérfidos chicos de la prensa, […]

Son como las personas

(Continuación) Me revientan las librerías que nos meten por los ojos esas remesas de paparruchas que llaman novedades. Supongo que porque ya llevan la fecha de caducidad, casi instantánea, grapada a la contraportada. Son flores de un día, que se venden mientras dura la publicidad. Y que terminan siendo hojarasca impresa, olvidada en un almacén […]

Libros de ocasión

Un manido proverbio nos dice que el saber no ocupa lugar. Sin embargo, y no sé muy bien porqué, tengo para mí, que este proverbio es un poco turulato. El saber ocupa mucho lugar. Si lo sabré yo. Casi tanto como el que ocupa el libro impreso. Su soporte natural. Que ocupa mucho, mucho lugar. […]

Instinto y Educación (y III)

Pues la verdad que más bien poco. Porque poco es lo que sabemos de la influencia que, sobre el desarrollo anímico del bebé, su carácter, etcétera, tiene el tipo de actuación que tengamos. Que tengamos cuando, al llorar, nos expresen su soledad, necesidades, miedos, y acudamos prestos a tranquilizarlos o por el contrario los dejemos […]

Instinto y Educación (II)

En éste, como en tantos otros temas, la ciencia parece que no se pone de acuerdo. De los más recientes estudios realizados sobre la conducta de llanto del bebé, la reacción ante ella y el desarrollo consecuente de la personalidad del niño, hay opiniones enfrentadas. Unas apuntan a que aquellos niños que durante los tres […]

Instinto y Educación (I)

Hace unos días, una cadena de televisión emitía un documental en el que se explicaba cómo ninguna madre animal dejaba abandonada a una cría lactante que gritara asustada. Decían que, por puro instinto, esas madres no podían hacer otra cosa que correr hacia ellos y calmar ese terrible miedo que les hacía llorar. Un miedo […]