Instinto y Educación (y III)

Pues la verdad que más bien poco. Porque poco es lo que sabemos de la influencia que, sobre el desarrollo anímico del bebé, su carácter, etcétera, tiene el tipo de actuación que tengamos. Que tengamos cuando, al llorar, nos expresen su soledad, necesidades, miedos, y acudamos prestos a tranquilizarlos o por el contrario los dejemos […]