Historia de Hijoputas (con perdón). [II]

Segunda parte: Hijoputa II. Habían pasado ya unos meses de lo que les he contado, y perdido su efecto terapéutico, cuando me ocurrió un hecho desagradable. Esperando que quedara libre una plaza de aparcamiento en un hipermercado, y a punto de aparcar, un Golf GTI negro a toda velocidad se metió en el hueco. Visto […]