A los letraheridos de Joyce

Publicado el 22 junio 2010
Archivado en Carlos Roque Sánchez | 1 comentario

Por los comentarios del blog, y algún que otro correo que me ha llegado, no parece que haya gustado mi opinión sobre el irlandés James Joyce y su forma de escribir.

En concreto sobre el juicio que hice de dos de sus novelas, El despertar de Finnegan y Ulises.

Lo lamento, pero no es más que una opinión personal. Una cuestión de gusto literario y, es sabido que, para gusto los colores.

De hecho, en España, existe una sociedad cuya media docena de miembros venera el Ulises de Joyce. Y además lo hacen mezclando humor con solemnidad y talante lúdico con rigor.

O sea que, ya de entrada, me cae más que bien este club.

Lleva de nombre “La Orden de Finnegans” y, ni que decirles tengo, sus componentes Ensuite, pratiquer le systeme de roulette dans le mode libre du casino de tester comment il fonctionne et quand il vous convient. consideran el Ulises una obra divertida. Pues claro que sí.

Por ellos me entero que Joyce escogió la fecha del 16 de junio, porque ése fue el día en que se citó, por primera vez, con quien después sería su pareja, Nora Barnacle.

También me aclaran que el nombre de la asociación, no deriva de la joyceana y hermética obra homónima, sino de un pub de Dalkey, cerca de Dublin. Si ellos lo dicen, así será. Seguro.

Y a propósito del pub. Todos los miembros tienen claro que la memoria de Joyce no necesita ser protegida. Y no lo necesita, por la sencilla razón de que el propio Joyce ya lo hace.

No en vano trabaja en un pub de Dalkey, que es citado en Dublinesca, y donde no para de quejarse y despotricar de Finnegans Wake, su último libro.

Quien lo diría. Pero es así.

Como ven, ya les avisé, mis letraheridos de Joyce, hay gusto para todos. Y para colores, no lo olvide, nada como las flores.  (Continuará)

Comentarios

Una respuesta para “A los letraheridos de Joyce”

  1. Marilyneando | vivirlaeducacion on junio 24th, 2010 17:00

    […] (Continuación) También me preguntan sobre la razón de la fotografía de Marilyn Monroe leyendo un ejemplar de Ulises, que incluyo en la entrada. […]

No hay mas respuestas




Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.