Como castigo… Solo podéis estudiar

Publicado el 25 febrero 2017
Archivado en General | Salir del comentario

Es normal que haya niños que no quieren estudiar. No es un problema nuevo y, de hecho, es una situación que se repite bastante en la actualidad. Como medida, algunos padres deciden castigar a sus hijos imponiéndoles la prohibición de no poder hacer nada. A excepción, claro, de estudiar. No pueden jugar a la consola o salir con los amigos, pero sí pueden hacer los deberes o estudiar aquellas asignaturas que estén pendientes, o que más les gusten. Una buena medida que ya ha dado resultados positivos.

Estudiando

En todo caso, nos hacemos una pregunta: ¿esta medida es buena? Ya hemos dicho que se han conseguido resultados positivos, pero con eso no queremos decir que la actitud sea buena. De hecho, los propios niños verán la medida como algo malo que les perjudicará, más que beneficiarles. No en vano, les estamos quitando cosas que les gustan para intentar potenciar que hagan algo constructivo.

Quizá deberíamos orientar las cosas de otra forma. Podemos no castigarles, pero a la vez hacerles ver que los estudios son buenos, elementos que les ayudarán cuando sean adultos gracias a los conocimientos que habrán adquirido. Esto, comentado de la manera correcta, hará que no haga falta castigar a los niños para que se pongan a estudiar. No en vano, habrá casos en los que incluso aumenten su rendimiento académico, al comprender los beneficios de los estudios.

En definitiva, no es que recomendemos o dejemos de recomendar que los niños sean castigados de esta manera. En lo que sí tenemos que pensar es que vean los estudios como algo positivo, en lo que invertir su tiempo, y que más adelante les proporcionará todo tipo de beneficios. Si se consigue este objetivo no solo se aumentará el rendimiento académico y la calidad de los resultados, sino también la actitud de los propios niños.

Foto | Pixabay – 27707

Comentarios

No hay mas respuestas




Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.