Consejos científicos para estudiar mejor

Publicado el 14 agosto 2017
Archivado en General | Salir del comentario

Bien sabéis que la ciencia, en ocasiones, ha esgrimido muchos consejos para que podamos estudiar mejor. De hecho, el cuerpo debe estar en buen estado para memorizar los contenidos, lo que significa que, cuanto mejor lo cuidemos y la ciencia más sepa sobre él, nosotros también nos veremos beneficiados. Tengamos en cuenta los consejos de la propia ciencia, ya que nos seerán muy útiles.

Estudios

Más concretamente, vamos a atender a algunas de las conclusiones que se han extraído de estudios llevados a cabo por científicos. No tienen por qué estar directamente relacionados con los estudios, pero sí nos ayudarán para que estos sean más perfectos, nos sean de más utilidad y, lo que es más importante, nos permitan estudiar de una mejor manera.

El primer es básico: un estudio de la Universidad de Brigham Young publicado en 2012 confirmaba que el sueño afecta al rendimiento. La conclusión es que siete horas de sueño son todas las que se necesitan para obtener las mejores notas. El sueño favorece la consolidación de la memoria, el crecimineot y el aprendizaje. Incluso, se confirma que la falta de este genera daños en las redes neuronales de la corteza prefrontal. O, lo que es lo mismo, daña nuestro cerebro.

Otra investigación, publicada en 2011 por la revista Science, analizaba tres métodos para estudiar: memorizar y repetir, dibujar diagramas y esquemas, y hacer evaluaciones y exámenes con el fin de comprobar lo aprendido. Tras realizar un seguimiento a 200 alumnos, confirmaban que el tercer método es el más eficaz, mejorando el volumen del aprendizaje en hasta un 50%.

Un tercer consejo que tiene que ver directamente con nuestra salud. Según varias personalidades de la Universidad de Murcia, no es bueno utilizar bebidas energizantes o complementos alimenticios. De hecho, no mejoran la capacidad para recordar. Al tener grandes cantidades de cafeína y azúcar generan un aumento del ritmo cardíaco, palpitaciones, un aumento de la presión arterial y, en los casos más graves, convulsiones y muerte súbita. Razones más que suficiente para no utilizarlos cuando estamos estudiando.

Estos tres consejos han sido avalados por la ciencia y por varios expertos en la materia. Tenedlos en cuenta cuando vayáis a estudiar.

Comentarios

No hay mas respuestas




Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.