El teléfono móvil al servicio del educador

Publicado el 24 octubre 2010
Archivado en Cristina Velázquez | Salir del comentario

En los últimos años la telefonía digital y el acceso a Internet han crecido exponencialmente. En la actualidad el teléfono móvil se ha convertido en la tercera pantalla, luego de la televisión y el monitor, y su función original se ha modificado.  Ya no se trata tan sólo de un dispositivo que se ocupa de comunicar mediante la voz o el texto a dos personas, sino de un pequeño centro de información, comunicación y almacenamiento.
Y si analizamos un poco la tecnología digital del mercado actual y revisamos el equipamiento disponible en marcas de primera línea, descubrimos que es mucho más que eso.

LG-KU990

LG-KU990

A modo de ejemplo, en la línea de LG Viewty se encuentra el modelo LG Viewty (LG-KU990), un teléfono móvil equipado con funciones similares a las de una cámara digital profesional de 5 megapixels” con funciones propias de muchas cámaras digitales de alta calidad, como: enfoque manual, estabilizador de imagen o la posibilidad de captar imágenes brillantes en interiores e incluso de noche. Además, permite grabar videos a 120 frames por segundo que pueden ser editados y subidos directamente a YouTube. Posee una pantalla LCD táctil e incluye un puntero que permite escribir digitalmente en las fotografías y editar sus propios archivos.

Uso pedagógico del teléfono móvil:

Según investigaciones recientes, el 82.8% de los adolescentes pertenecientes a la denominada Generación Interactiva, ha declarado tener un teléfono celular. Entonces, si se tiene en cuenta su uso masivo y además, el hecho de que para los estudiantes es la segunda pantalla más popular detrás de la TV, este dispositivo puede aprovecharse como una buena herramienta para el aprendizaje.
Nos cuesta ver, que  lo que en realidad cada uno de nuestros alumnos tiene en el bolsillo, es una cámara de fotos, de video, un portadocumentos, un mp3 y además, un dispositivo con conexión a Internet (que si bien por estos tiempos es muy costosa, seguramente pronto no lo será tanto).
Resumiendo, los estudiantes tienen “a mano” una maravilla tecnológica y una herramienta pedagógica excelente.
Lo que se necesitan, son educadores creativos que, al menos por un cierto tiempo, no les ordenen guardarlos en los bolsillos, apenas suene el timbre de finalización del recreo.

Prof. Cristina Velázquez
http://www.cristinavelazquez.blogspot.com/

Comentarios

No hay mas respuestas




Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.