Faltando a clase por necesidad

Publicado el 20 noviembre 2017
Archivado en General | Salir del comentario

Motivos por los que faltar a clase hay varios. Y también existen todo tipo de alumnos. Generalmente, si vemos que alguien falta a clase suele ser por un motivo grave. Algo realmente necesario, diciéndolo de otra manera. La pregunta es ¿debemos sentirnos mal por tener que faltar a clase de manera obligatoria? Para nada, siempre que haya un motivo lo verdaderamente fuerte.

Estudios

Entre los motivos principales podemos mencionar algunas como enfermedades y situaciones especiales en las que debamos asistir a otro lugar por un motivo fuerte. Imaginad, por ejemplo, que tenéis que acudir al médico. Es un motivo suficiente como para faltar a clase. Recordad que los propios médicos os pueden firmar un justificante con el fin de confirmar el motivo por el que no habéis ido. Así los profesores podrán comprobarlo.

De todas formas tened en cuenta que, si faltáis un día a clase, tendréis que recuperar lo que se ha estudiado, por lo que la mejor idea es la de pedir a los profesores un pequeño resumen de lo que han impartido. Así podréis poneros al día y saber lo que tenéis que estudiar. También hay que tener claro que tendréis que estudiar un poco más.

Es normal que no os guste faltar a clase, pero a veces es necesario. Recomendamos que os pongáis las pilas el siguiente día a la falta, ya que así podréis estar actualizados en los conocimientos que tenéis que tener, evitando perder los que necesitaréis para los exámenes. Y, siempre que sea posible, llevad una justificación para que los profesores tengan en cuenta la falta.

Faltar a clase a veces es necesario. Pero esa justificación debe tener un peso mayor, por lo que debéis tener cuidado en este aspecto. Recordad que tendréis que estudiar un poco más con el fin de adaptaros a los conocimientos impartidos.

Comentarios

No hay mas respuestas




Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.