Primera alimentación del bebé

Publicado el 29 enero 2013
Archivado en Maju - Lic. Marcia Rosin | Salir del comentario

 

Los pediatras instruyen que al cumplir los seis meses el bebé comienza la incorporación paulatina de alimentos.

Seguramente vuestro médico de cabecera os dará una lista o indicaciones sobre que y cuando ir adicionando cada uno de ellos.

Generalmente os indicará incorporar una primer comida, almuerzo o cena, a los seis meses, y la segunda de ellas en el séptimo mes.

Algunos de los alimentos recomendados para ingerir el bebé en sus primeras semanas de alimentación suelen ser las papillas de calabaza, zapallo o zanahoria bien cocidos y triturados. También es posible ofrecerles algunos frutos, de igual manera en forma de papilla, como manzana, pera, banana y hasta el jugo de media naranja. Otras comidas que se adicionan a esta lista son los cereales para bebé.

Poco a poco, cada mes, se irán incorporando distintos alimentos, y en diferente textura o preparado, hasta llegado el año en el que el niño o la niña podrán comer, prácticamente, lo mismo que el resto de la familia.

Mientras tanto, y en estos primeros pasos en la alimentación del pequeño o la pequeña, un plato de plástico y una cuchara o tenedor blando son excelentes compañeros del momento. Y claro, una buena cantidad de baberos a mano siempre os será necesaria.

Os pueden ser muy útiles los baberos de plástico, los cuales se limpian fácilmente, por lo que podéis utilizarlos en varias oportunidades seguidas antes de que lleguen al lavarropas.

A no desesperar en este increíble momento de vuestros hijos, y suya como padres, que más que difícil, lograr que los niños coman puede ser muy divertido!

Lo más importante es relajarse y disfrutar de este gran acontecimiento. Las caras de miedo, de susto, de gusto. La suciedad en las manos, la ropa y el piso son hechos más graciosos que complicados.

Permítele a vuestro bebé manipular, tocar y jugar con los alimentos que le son dados. Los mismos constituirán un juego grato y apasionante por medio del cual vuestro niño o niña descubrirá las texturas, olores y sabores de cada comida.

Debéis pensar siempre que todo lo que se ensucia es posible de ser lavado o limpiado, pero no habrá mayor satisfacción que ver a vuestro hijo tan feliz descubriendo un mundo enteramente nuevo para él.

Comentarios

No hay mas respuestas




Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.