Vencejos o golondrinas

Publicado el 29 septiembre 2010
Archivado en Carlos Roque Sánchez | 1 comentario

(Continuación) Hay quienes los confunden. Una cuestión de medida y paladar que diría el poeta sevillano.
Nada inusual pues en las mismas andaba otro sevillano poeta, al que se le terminaría haciendo insoportable Sevilla.

Como a tantos otros. Sí, claro, puede que sea Gustavo Adolfo Bécquer. Uno más de los que, con su auténtica verdad de hombre, se terminó imponiendo a la falsa leyenda de poeta.

Aquella que decía que nos miraba de soslayo, acosado por unas golondrinas que, además de ser vencejos, acabaron por no ser suyas. Es lo que tiene la poesía y Sevilla.

¡Ah! también hizo falta que pasara el tiempo, ése gran educador que todo lo descubre. Pero que huye de forma irreparable para no volver.

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y, otra vez, con el ala a sus cristales
jugando llamarán;
pero aquéllas que el vuelo refrenaban
……..
ésas… ¡no volverán!

Comentarios

Una respuesta para “Vencejos o golondrinas”

  1. Poesía para vencejos | vivirlaeducacion on septiembre 29th, 2010 14:29

    […] Los últimos vencejos revolotean en torno al campanario; los niños gritan, saltan, se pelean. En su rincón, Martín el solitario. El poeta habla de vencejos no de golondrinas. No son lo mismo. (Continuará) […]

No hay mas respuestas




Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.